banner Extension

institucional sedes programas tecnicos PregradoPosgradoDiplomados

Curso de Control de Incendios


La finalidad principal de todo Servicio de Brigadista es la de salvar la vida de las personas en peligro. Secundariamente, su trabajo se dirige a la neutralización y a la prevención de todo siniestro o situación de riesgo, utilizando los medios y recursos disponibles con la mayor eficacia posible. Para conseguir estos objetivos, su actuación debe seguir una sistemática general basada en las fases sucesivas y/o simultáneas que se exponen a continuación, a lo que se añadirán las normas específicas de actuación que deben seguirse según el tipo de siniestro o de riesgo al que deban enfrentarse. Dichas fases comprenden la toma de un conjunto de decisiones desde el mismo momento en que se recibe la alarma o aviso del siniestro, hasta el momento del regreso al Parque de la dotación interviniente, una vez finalizado aquél. Lo que se produce en todas estas fases es un constante sistema de renovación de la toma de decisiones, en función de la valoración del incidente, determinación de decisiones y acciones, aplicando objetivos y tácticas específicas, realizando nueva valoración y toma de decisiones en función del desarrollo del siniestro (según se haya estabilizado, haya variado o haya aumentado).

QUIMICA Y COMPORTAMIENTO DEL FUEGO

En nuestra sociedad, que se basa principalmente en la tecnología, el fuego ha llegado a ser tan importante como el agua. A pesar de que hemos avanzado considerablemente en el conocimiento de lo que es el fuego, estamos muy alejados de la perfección de su control. Si perdemos el control del fuego, éste puede causar pérdidas considerables a la vida, a propiedades y bienes. Para poder controlar la parte destructiva del fuego, es fundamental que entendamos su comportamiento.

COMPONENTES BASICOS DE LA COMBUSTION

El fuego es una reacción química conocida también con el nombre de combustión, que se define como un proceso que se mantiene a sí mismo cuando un combustible es reducido en forma muy rápida por un agente oxidante, junto con la evolución de calor y luz. Por muchos años, una figura de tres lados, conocida como “triángulo del fuego”, ha sido muy adecuada para explicar la teoría de combustión y extinción del fuego. Triangulo del fuego Aunque las palabras fuego e incendio, se emplean indistintamente, definen situaciones distintas.
El fuego es una combustión caracterizada por una emisión de calor acompañada de humo o de llama, o de ambos, pero todo su entorno está dominado y controlado por el hombre. El incendio es una combustión que se desarrolla sin control en el tiempo y en el espacio. Esto se representa con un gráfico en forma de triángulo, de forma que cada uno de sus lados 4 se corresponde con uno de esos tres elementos, formando lo que se llama el TRIANGULO DEL FUEGO.
Para que se produzca un fuego, se requieren tres elementos: COMBUSTIBLE, CALOR Y OXIGENO. Si falta o se suprime uno de ellos, el fuego deja de existir. Combustible (Agente Reductor) La mayoría de los combustibles o agentes reductores contienen un gran porcentaje de carbono e hidrogene. Entre los combustibles más comunes se encuentran los siguientes compuestos que producen fuego:
• Carbono
• Monóxido de carbono
• Muchos compuestos ricos en carbono hidrógeno, tales como la gasolina y el propano
• Materiales tales como la madera y textiles
• Muchos metales, como magnesio, aluminio sodio Oxígeno (Agente Oxidante)